¿Cómo abrir una botella de Vino Espumoso?

Abrir una botella de Vino espumoso es un ritual muy importante para cualquier celebración. El efecto es muy impresionante, pero abrir la botella es difícil si no sabes cómo hacerlo. Necesitarás girar la botella, agarrar el corcho y empujarlo hacia afuera cuidadosamente. Asegúrate de sostener el corcho firmemente, ¡a menos que quieras bañarte con Espumoso! Busca que la botella “suspire”, no que explote.

Vino Espumoso

1. Retira el papel aluminio y el seguro de alambre. Primero, retira el papel aluminio que cubre el corcho. Después, desenrosca el seguro de alambre que lo protege. Sé cuidadoso y tómate tu tiempo.

Asegúrate de sostener el corcho con tu pulgar para evitar que la botella se abra accidentalmente.

  • ¡No retires el seguro de alambre hasta que vayas a abrir la botella! Si no, corres el riesgo de que la botella se abra accidentalmente antes de lo esperado. El propósito del seguro es proteger el corcho.
vino espumoso

 

2. Sostén la botella apropiadamente. Agarra el cuerpo de la botella con tu mano dominante. Apoya firmemente la palma de tu mano no dominante en la cabeza del corcho.

  • Apoya la base le la botella sobre tu cadera. Si vas a sostener la botella con tu mano derecha, apóyala sobre tu cadera derecha o la parte derecha de tu torso.
  • Considera sostener el corcho con un paño de cocina. Así podrás crear más fricción y te será más fácil atrapar el corcho cuando salte de la botella. Además, el paño evitará que el champán se derrame por todas partes.

  3. Gira la botella y sostén el corcho. Gira la botella lentamente con tu mano dominante, mientras sostienes el corcho con tu otra mano. Mientras se gira el corcho, aumenta gradualmente la distancia entre tus manos hasta que tu mano dominante se encuentre aproximadamente a la mitad del cuerpo de la botella.

  Abre la botella. Decide qué efecto quieres conseguir. Si te encuentras adentro o alrededor de mucha gente, asegúrate de retirar el corcho con mucho cuidado para evitar accidentes. Si quieres abrir la botella con el efecto dramático tradicional, entonces retira el corcho rápidamente para que salga disparado por el aire. Sin embargo, el consejo para cualquier ocasión: busca que la botella “suspire”, no que explote. 

  • Para abrir la botella cuidadosamente: gira el corcho más lentamente al final, cuando esté a punto de salirse. Agárralo firmemente. Presiona la cabeza del corcho con tu pulgar hasta que salga con facilidad de la botella. Asegúrate de sostener el corcho y atraparlo para que no vuele. Abre la botella cuidadosamente para que el corcho no haga mucho ruido.
  • Para abrir la botella de manera tradicional: empuja el corcho con tu pulgar. Luego agita la botella para que la carbonación haga efecto, especialmente si quieres salpicar el champán. Apunta la botella lejos de tus amigos y objetos que puedan romperse. ¡Evita abrir la botella de esta forma hasta que te hayas acostumbrado a hacerlo cuidadosamente!

Vino espumoso

Así se abre...

Enfría la botella antes de abrirla. Colócala en el refrigerador, en una hielera o en un balde con hielo. Déjala reposar en el hielo por varias horas para que su contenido esté completamente frío. Esto no solo mejorará el sabor del champán, sino que ayudará a evitar que el mismo se derrame por todas partes al abrir la botella

 Abre la botella de Vino Espumoso cuidadosamente si el evento es formal. Sostén el corcho firmemente para que no vuele repentinamente. Gira la botella cuidadosamente, sosteniendo el corcho, hasta que el mismo esté casi completamente afuera de la botella. Escucha el sonido que hace el corcho (el suspiro) al aflojarlo. Luego jálalo delicadamente con la palma de tu mano. Sostén el corcho antes de sacarlo por completo para que la espuma del champán no se rebalse.

  • Si vas a servir champán y eres un mesero o empleado de catering, es apropiado abrir la botella lo más silenciosamente posible. No salpiques el champán ni dejes que el corcho vuele. Practica abrir botellas de Espumosos hasta que lo hagas sin hacer mucho ruido.

Evita agitar la botella. El champán es una bebida carbonatada que está herméticamente sellada en una botella. Cuando agitas la botella, la presión adentro puede subir a niveles muy peligrosos. Abrir una botella con mucha presión almacenada puede causar que derrames champán por todos lados y que el corcho salga despedido a mucha velocidad.

  • Si agitas la botella accidentalmente, deja que repose durante una hora o dos para que se asiente. El CO2 será reabsorbido con mayor facilidad si el espumoso está frío.

¡Ahora sí, disfruta y comparte!